26 may. 2011

MAYO INDIGNADO




Te acuerdas de la noche en que, indignados,
nos acostamos
en la Puerta del Sol.
Sin más certeza que algo cambiaría
aquella noche fue el día
en que todo cambió.
Las luces de esperanza renacían
con las luces del día
en un colchón de cartón.
En las plazas resonaban nuestras voces
y al grito de “no les votes”
nació la revolución.
Y cada vez
que alguien dice que no puede ser
recuerdo aquel mayo de la indignación
y la noche de aquel día en que todo cambió.
Resuelto el desencanto compartido
nos dirigimos
a la calle Mayor.
Lo nuestro no fue sólo flor de un día
y aquel afán duraría
tras la puesta de sol.
Disueltos partidos y aparatos
pasamos muy buenos ratos
recuperando la voz.
Reclamando la verdad al descubierto
al grito de aquel silencio
nació la revolución.
Y cada vez
que alguien dice que no puede ser
recuerdo aquel mayo de la indignación
y la noche de aquel día en que todo cambió.

3 comentarios:

  1. Somos muchos los que tenemos fe en que así sea, y que este Mayo pase a la Historia como el mes en que todo cambió.
    Saludos, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No te puedes imaginar lo que esperaba de este mayo...pero se ha tornado en desilusión azul y para más inri por mayoría aplastante. ¿Puede haber esperanza?...Yo quiero creer que sí, pero alguien está moviendo unos hilos demasiado fuertes. En fin, veremos...ayer volvía a pasar por San Telmo y el sueño sigue allí.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  3. ¡No les votes!

    ¡Viva la Revolilusión!

    ResponderEliminar